Estados Unidos tiene una de las tasas más altas de dueños de autos por persona en el mundo. Se estima que hay más de 900 coches por cada 1,000 habitantes. Muchas personas tienen autos por necesidad, ya que no solo les facilita ir del punto A al punto B, sino que también dependen de ellos para ir de compras, entretenerse y para el viaje diario al trabajo.

Con tantos autos en la carretera, es inevitable que haya accidentes. La mayoría de los estadounidenses tendrán por lo menos un accidente de auto en sus vidas, y para algunos, estos accidentes les cambiarán la vida.

En 2020, hubieron más de 5.2 millones de accidentes de auto no mortales en las carreteras de EE.UU., según las estadísticas nacionales de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras. Esto causó más de 2.3 millones de lesiones, lo que fue una caída con respecto a años anteriores. Lamentablemente, casi 39,000 personas murieron en accidentes de auto mortales, la cifra más alta desde 2007.

Las preguntas que puede hacer después de un accidente de tráfico son, ¿qué debo hacer? ¿quién tuvo la culpa por el accidente? ¿este accidente fue por un defecto en mi auto o defectos en la carretera? Sin embargo, para asegurarse de recibir una compensación correcta, es importante comprender los hechos de su accidente.

Los Accidentes de Auto Más Comunes en los EE.UU.

Hay bastantes cosas que pueden salir mal y provocar un accidente. Sin embargo, hay varios problemas que causan la mayoría de los accidentes. A continuación, revisaremos algunas de las causas más comunes de accidentes de auto.

Error del Conductor

Esta es la causa más común de los accidentes de auto. Generalmente, el error del conductor es causado por conducción cansada, distraída, o bajo los efectos de drogas o alcohol. Algunos otros errores comunes incluyen el exceso de velocidad ya sea por una emergencia o por imprudencia. Aunque es contra la ley conducir en exceso del límite de velocidad, muchas personas lo hacen.

Otros errores que conducen a accidentes incluyen cruzar un semáforo en rojo, una señal de alto, etc. Además de todos estos errores, el hecho de que los humanos sean imperfectos significa que a veces cometen un error sin siquiera saberlo.

Defectos de Carretera

Cada año, unos pocos cientos de accidentes de auto en los EE.UU. son causados ​​por defectos en las carreteras o autopistas. En casos como estos, pueden ocurrir accidentes incluso si el conductor no ha hecho nada malo. Algunos de los defectos más comunes incluyen:

  • Curvas mal diseñadas
  • Falta de barandillas
  • Semáforos que funcionan mal
  • Caminos rotos
  • Escombros en la carretera o autopista
  • Baches
  • Zonas de construcción mal señaladas
  • Demarcaciones de carril desvanecidas
  • La presencia de aceite, agua, nieve, etc., en la carretera

Si bien los accidentes causados ​​por estos problemas no siempre son fatales, igual usted puede demandar al gobierno, es decir, al estado, condado o ciudad para recibir una compensación. Además, muchas veces ayuda a solucionar el problema para que otros no tengan el mismo accidente.

Sin embargo, hay un par de complicaciones cuando se trata de demandar por defectos en la carretera. Algunos de los problemas que puede encontrar son:

Un límite de tiempo mucho más corto – A menos que su accidente de auto haya ocurrido en una carretera privada, es probable que esté demandando a una entidad gubernamental por su accidente debido a una condición defectuosa de carretera. El límite de tiempo, también conocido como el estatuto de limitación para un reclamo contra el gobierno, es de solo seis meses.
Demandados y documentación adicionales – En general, las demandas por lesiones personales contra agencias gubernamentales requieren mucho más papeleo. También puede haber más de un demandado. Podría ser el municipio local, un contratista privado contratado para mantener o reparar la carretera o incluso el estado.

Teniendo en cuenta todos estos factores, si su accidente fue el resultado de defectos en la carretera, lo mejor que puede hacer es contratar a un abogado de accidentes de auto inmediatamente.

Defectos de Auto

Muchos accidentes son causados ​​por fallas de fabricación y diseño asociadas con los autos que manejamos. Si bien estos tipos de accidentes son menos comunes, sus demandas tienden a ser más conocidos. Además, a medida que le damos cada vez más parte de la conducción al propio vehículo, estos defectos y las demandas que pueden resultar de ellos aumentarán

Casi cualquier parte de un vehículo puede terminar siendo defectuosa. Algunos componentes peligrosos en el pasado incluyen bolsas de aire, cinturones de seguridad, sistemas de encendido, problemas con el volante, sistemas de frenos, etc. Sin embargo, los defectos no se limitan solo a estos componentes.

Como se mencionó anteriormente, los defectos de diseño, de etiquetado y de fabricación pueden poner en riesgo a los ocupantes. Cuando ocurre un accidente debido a estos defectos, es el fabricante del automóvil el responsable. Sin embargo, en algunas de estas demandas, los fabricantes de piezas, los mecánicos, los distribuidores y las compañías navieras también pueden ser considerados responsables.

Si usted es víctima de un accidente de auto causado por un defecto en el vehículo, entonces su caso entrará en la categoría de «producto defectuoso» de la ley. Estas demandas son un poco diferentes de las demandas regulares por accidentes de auto en muchos aspectos diferentes.

El estándar de responsabilidad requiere que la víctima solo demuestre que hubo una falla en el vehículo, es decir, un defecto innegable y peligroso. Ese problema provocó un accidente a pesar de que se usó según lo previsto sin más modificaciones.

Además, el mismo defecto en un auto conocido podría significar que hay otros conductores afectados. En caso de que otros conductores se vean afectados, el alcance de la demanda podría expandirse a una demanda colectiva que involucre a varias personas.

Lo bueno es que para los demandantes en este tipo de caso por vehículos defectuosos tienen muchas posibilidades de obtener daños punitivos. La corte concede los daños punitivos más para castigar a los fabricantes que para compensar a la víctima. Lo hacen para hacer un ejemplo de ellos y desalentar a otros fabricantes de autos a actuar de la misma manera.

Mantenimiento de Vehículos Muy Deficiente

Hay bastantes accidentes causados ​​por carros que no reciben el mantenimiento adecuado. Es muy diferente a un accidente causado por un vehículo defectuoso. Solo el dueño del carro tiene la culpa por la falta de mantenimiento de su carro.

Los conductores son responsables de asegurarse de que sus vehículos estén en buen estado de funcionamiento. Si no mantienen a su vehículo, son los únicos responsables de todos y cada uno de los accidentes que resulten de su negligencia.

Si bien es posible que los conductores no sean responsables de cada mal funcionamiento, podrían ser considerados responsables si hubo una advertencia adecuada o si sabían sobre un problema con el carro pero no lo repararon. Ahora, si el conductor llevó el carro a un mecánico y no lo arreglaron correctamente, entonces el mecánico es responsable.

Emergencias Médicas

A veces, las emergencias médicas pueden hacer que los conductores no puedan controlar su vehículo y provoquen un choque. Emergencias como derrames cerebrales, desmayos, ataques cardíacos e incluso episodios esquizofrénicos pueden provocar accidentes.

Entonces, la pregunta es, ¿se puede culpar a un conductor en caso de un accidente causado por una emergencia médica? Si el accidente fue imprevisto, podrían invocar una defensa de emergencia médica repentina. Aunque si el conductor tuvo algún tipo de advertencia, como episodios similares en el pasado, entonces es posible que se considere responsable.

Mal Tiempo

El mal tiempo también puede provocar accidentes de tráfico. La lluvia, la niebla y otros problemas pueden provocar una visibilidad reducida. La nieve y el hielo pueden hacer que las carreteras estén resbaladizas, lo que aumenta el riesgo de que un automóvil pierda el control. A veces, los vientos fuertes pueden dificultar la conducción de un auto y provocar accidentes. Además, conducir de noche puede causar más accidentes que conducir de día.

Se requiere que los conductores respondan a las condiciones climáticas que parezcan peligrosas conduciendo con más precaución, usando sus luces delanteras, etc. Si los conductores no responden como es debido, pueden ser considerados responsables.

Choques con Animales

Algunos animales, como los ciervos pueden pesar tanto como un auto. Chocar con un animal grande puede matar tanto al animal como a los ocupantes del vehículo.

Entonces, ¿quién es responsable cuando sucede algo así? En general, nadie puede ser considerado responsable, ya que se considera un «acto de la naturaleza». Sin embargo, si su choque fue con un animal doméstico, entonces el dueño de ese animal puede ser responsable. Por lo general, los ganaderos y agricultores tienen la tarea de cuidar su ganado para que no haya accidentes. Si fallan, entonces deben ser considerados responsables.

Haga clic aquí para leer más sobre accidentes causados ​​por defectos en la carretera, defectos de auto o retiros del mercado.

Los Accidentes de Auto Más Comunes en California

Los accidentes de auto entre varios vehículos representan la mayoría de las lesiones y muertes en accidentes de auto en California. Los accidentes de auto individuales, por otro lado, generalmente se deben a un error del conductor. El ejemplo más común de un accidente de carro individual es cuando un conductor choca contra un árbol. Claramente, el único responsable por el accidente es el conductor. Las excepciones son si el conductor choca debido a un defecto en su vehículo o en la carretera.

Aquí en California, los accidentes de auto entre dos autos o más que provocan lesiones o muertes son:

Choques traseros – Estos son los accidentes de auto más comunes entre dos vehículos o más en California. En 2017, más de 72,000 accidentes de auto en el Estado Dorado fueron choques traseros. Muchos se debieron a conductores distraídos. Mirar un teléfono celular, jugar con los controles del auto o ver algo fuera de la carretera puede provocar fácilmente un choque trasero.

En la mayoría de los casos, este tipo de accidentes son culpa del primer conductor que golpeó la parte trasera del vehículo que tenía delante. Los conductores están obligados a mantener una cierta distancia con el auto que va delante de ellos, de modo que si un auto reduce su velocidad, el auto detrás de ellos tiene suficiente tiempo para detenerse. Pero hay casos en los que el conductor que va delante puede tener la culpa, especialmente si cambia de carril de forma imprudente y frena de repente.

Afortunadamente, aunque las colisiones traseras en California son el tipo de accidente de auto más común, por lo general no son mortales. La excepción es si los automóviles viajan a más de 80 mph. La lesión más común es el latigazo cervical, que luego podría provocar más complicaciones médicas.

Accidentes de giro a la izquierda/T-Bone – Estos accidentes son el segundo tipo más común de accidentes en California entre dos autos o más. Generalmente, estos accidentes ocurren cuando un conductor gira a la izquierda sin suficiente espacio del tráfico que se aproxima. En accidentes como estos, es el conductor que gira a la izquierda quien suele tener la culpa. la excepción más clara es cuando hay una señal de giro a la izquierda.

El trabajo de los conductores es ceder el paso a todo el tráfico que se aproxima cuando intentan girar a la izquierda. Hay excepciones a esto, que incluye si el auto que atropelló al conductor que giraba a la izquierda conducía por encima del límite de velocidad o conducía de forma imprudente, o tal vez se saltó una señal de alto o un semáforo en rojo.

Cuando hay un choque como este, la culpa la determina quién tenía el derecho de paso. Los accidentes que involucran giros a la izquierda a menudo pueden variar en gravedad ya que los pasajeros tienen mucha menos protección en ambos lados del vehículo en comparación con la parte trasera o delantera. Por lo que estos accidentes podrían acabar provocando lesiones graves.

Los accidentes que involucran giros a la izquierda a menudo se denominan accidentes T-bone en ingles. Sin embargo, no todos los accidentes de T-bone involucran a un conductor que gira a la izquierda. También pueden ser dos conductores que intentan dirigirse directamente a una intersección. Nuevamente, la culpa por un accidente como este está determinada por quién tenía legalmente el derecho de paso.

Choques frontales – Afortunadamente, los choques frontales son menos comunes. No obstante, tienden a ser el tipo de accidente de tráfico más grave. Por lo general, involucran dos autos de extremos opuestos que chocan entre sí. En un choque frontal, el conductor que va en contra de la dirección o el flujo del tráfico suele tener la culpa.

A veces, la falla puede ser difícil de determinar, especialmente si hay suficiente fuerza involucrada, lo que hace que ambas cartas giren en direcciones opuestas. Es posible que los investigadores no puedan determinar qué automóvil iba en dirección contraria. Por lo tanto, confiarán en el testimonio de los testigos o en las imágenes de vigilancia. La razón más común de un choque frontal es porque el conductor estaba incapacitado o somnoliento. En otras ocasiones, la colisión puede ocurrir durante un momento de falta de atención, lo que hace que un conductor se desvíe hacia el carril contrario.

Incluso si ambos autos iban a velocidades normales, las lesiones e incluso las muertes son comunes en los choques frontales. Incluso pueden involucrar vehículos cercanos.

Investigar Quién Tiene la Culpa por un Accidente

Una vez que hay un accidente, el siguiente paso es averiguar quién tiene la culpa y en qué medida para que se pueda procesar un reclamo. Existen diferentes grados de responsabilidad que causan un accidente; repasaremos algunos de los más comunes a continuación.

Negligencia

El acto, o legalmente hablando, el agravio de negligencia generalmente determina quién tiene la culpa cuando hay un accidente de auto. Sin embargo, la negligencia debe probarse, y eso requiere los siguientes cuatro elementos:

Deber: La persona responsable, también conocida como el demandado, tenía el deber de conducir con seguridad y también obedecer las leyes de tránsito.
Incumplimiento del deber: El demandado había incumplido su deber principalmente al violar la ley al conducir de manera insegura.
Daños: Ha sufrido lesiones y pérdidas provocadas por el accidente.
La Causa: Establecimiento de que se incumplió el deber del demandado y que de ello se derivaron consecuencias perjudiciales.

Ahora puede ser más fácil probar negligencia en algunos casos. Es posible que el demandante solo tenga que demostrar que el demandado ha violado un par de leyes de tránsito, y eso es lo que provocó el accidente. Se denomina negligencia per se.

Sin embargo, puede ser difícil en otros casos probar negligencia. Corresponde al demandante probar que el demandado no es una persona razonable. Sin mencionar que existe un precedente legal que define a la llamada persona “razonable” o conducción “razonable”.

Algunos Otros Reclamos de Responsabilidad Civil

Acciones como tratar de huir de la policía, las carreras callejeras o el exceso de velocidad peligrosa, todo esto cae bajo la negligencia grave o incluso imprudencia. Como abogado, litigar estos casos es más fácil, en comparación con la negligencia habitual.

Aunque algunos tipos diferentes de accidentes de autos pueden estar sujetos a reclamos por actos intencionales, estos son raros ya que la mayoría de las personas no chocan sus autos intencionalmente contra otros.

Reclamos por Negligencia y ¿Qué Complicaciones Puede Enfrentar?

Múltiples Conductores Responsables

Si bien todos los conductores negligentes pueden ser demandados al mismo tiempo si se los considera responsables y se les obliga a compartir los daños, es un poco complicado hacerlo. El proceso que requiere que los demandados compartan los daños puede ser complejo y, a menudo, habrá diferentes jurisdicciones involucradas con diferentes reglas sobre la forma correcta de hacerlo.

En California, la ley exige que los conductores o propietarios de vehículos tengan pólizas de seguro que los cubran en caso de accidentes. California es un «estado culpable», lo que significa que si hay varios conductores responsables del accidente, comparten la culpa.

Al igual que en otros estados culpables, los conductores están obligados por ley a pagar a las víctimas por todos los daños causados ​​por un accidente de auto de la que fueron responsables. Si se determina que una persona tiene la culpa de un accidente, debe compensar a la víctima por todos los daños. Sin embargo, cuando varias partes están involucradas en un accidente, la responsabilidad por ese accidente es compartida. Cada conductor es responsable de un porcentaje del daño y debe pagar su porcentaje de culpa.

Todos los conductores en la carretera deben tener un seguro para operar legalmente un vehículo. Ese comprobante de seguro debe llevarse con ellos en el vehículo. Una vez que ocurre un accidente, todos los conductores deben intercambiar la información de su seguro y la información de contacto.

¿Qué Sucede si el Demandante Tiene Parte de la Culpa?

Como víctima, aún tendrá derecho a recibir daños, pero la cantidad de compensación que obtenga dependerá de lo que se denomina «negligencia comparativa». Si bien la regla de negligencia comparativa es un poco diferente en cada estado, el principio básico sigue siendo el mismo. Si el demandante quizás tuvo parte de la culpa, entonces obtiene daños reducidos, que es proporcional a cuánto tuvo la culpa. Por ejemplo, si se determina que el demandante tuvo el 20% de la culpa, entonces comparte el 20% de los daños. En otras palabras, el acusado o conductor negligente paga el 80%.

¿Qué Hacer si ha Tenido un Accidente Auto?

Hay algunas cosas que debe hacer inmediatamente después de un accidente de auto. En general, las personas se sentirán angustiadas y su cuerpo tendrá un exceso de adrenalina. Todo esto puede hacer que sea muy difícil pensar con claridad. Sin embargo, debe respirar profundamente y pensar en lo que va a hacer de aquí en adelante. Su bienestar legal y físico podría depender de ello.

A continuación hay un par de cosas que debe hacer inmediatamente después de un accidente de auto. Seguir estos pasos ayudará mucho su reclamo y hará que sea más fácil recibir la compensación máxima.

¡Descargue su lista de qué hacer después de un accidente de auto gratis ahora!

Encuentre un Lugar Seguro

Busque un lugar seguro. Si se encuentra en una calle o autopista muy transitada, hacerlo puede salvarle la vida. Si hay una manera de conducir al costado de la carretera, hágalo. No debe conducir más allá de lo que necesita, y apague el motor una vez que llegue a un lugar seguro. Si no puede conducir su auto, encienda las luces intermitentes de emergencia.

Si es seguro, querrá instalar bengalas, triángulos reflectantes de emergencia o conos para que otros autos sepan que deben evitarlo. Sin embargo, si no se siente seguro haciéndolo, evítelo. Debe tener cuidado al caminar por la carretera si no está despejada después de un accidente.

Ayude a Los Que Están Heridos

Debe comenzar por revisar a cualquier persona cercana que pueda estar lesionada. Si encuentra personas gravemente heridas, llame a los servicios de emergencia de inmediato. Además, examínese usted mismo por lesiones. A veces, la adrenalina puede hacerlo sentir como si no estuviera lesionado.

Espere a que lleguen los servicios de emergencia o los paramédicos. No mueva a nadie que esté gravemente herido, inconsciente o que parezca estar muerto a menos que esté en grave peligro de ser atropellado por otro vehículo. Si es posible y surge la necesidad, realice primeros auxilios.

Permanezca en la Escena del Accidente

Nunca debe huir de la escena o ir a ningún lado, sino permanecer en el lugar y esperar hasta que las autoridades le autoricen a irse. Simplemente optar por irse podría significar que lo declaran culpable de choque y fuga, incluso si no fue su culpa. En California, chocar y darse a la fuga es un delito muy grave, y usted será considerado un delincuente si alguien muere o resulta herido a causa del accidente.

En California, debe proporcionar su información de contacto a todas las partes involucradas y obtener su información de contacto. La información que debe intercambiar es la licencia de conducir, la dirección de residencia, el nombre completo y la información del seguro.

Si alguien murió o resultó gravemente herido en el accidente, llame a la policía. Además, asegúrese de llamar a la policía si hubo daños a una propiedad privada. Si el daño a la propiedad fue menor y nadie resultó herido, se puede informar a la policía más adelante.

Cuidado Con lo Que Dice

Debe tener cuidado con lo que dice cuando intercambia información sobre seguros y licencias con otras personas. Nuestro consejo es decir lo menos posible y ser formal. No debe hablar del accidente porque tiene mucho que perder y poco que ganar. No haga más de lo que le exige la ley.

Lo más importante a tener en cuenta es nunca disculparse con nadie a su alrededor. Si bien puede parecer un gesto cortés, puede interpretarse legalmente como que admite la culpa. Del mismo modo, no actúe con agresión o rabia, sin importar de lo molesto que esté. Guarde silencio para dejar que su abogado de accidentes de auto haga su trabajo.

Si la policía llega a la escena del accidente, es importante que hable con ellos. De su versión de lo que pasó. Solo hable de los hechos porque lo que dice se convierte en parte del informe policial.

Reúna la Evidencia Requerida

Lo mejor que puede hacer para ayudar su caso y terminar con una compensación justa es reunir evidencia en la escena. Si no está lesionado y no requiere atención médica inmediata, entonces es importante hacer esto.

Primero, tome fotografías de la escena. Esto incluye daños a los otros autos, su auto, las placas, las registraciones, información de seguros, el área donde ocurrió y los testigos que se encuentran en la escena. Si puede, anote lo que sucedió mientras los detalles aún están frescos en su mente. Si habla con la policía, asegúrese de obtener el nombre y número de placa de cada uno de ellos.

Haga Que Remolquen Su Auto

Si el coche no se puede conducir, hay que remolcarlo. Sin embargo, es importante obtener el nombre y el número del conductor de la grúa en la escena antes de que se lleven el vehículo.

Sin embargo, ningún mecánico debe tocar su vehículo antes de que las compañías de seguros y su abogado hayan tenido tiempo de investigar y reunir su evidencia. Una vez hecho esto, no debe dejar el auto en el garaje de remolque por más tiempo de lo necesario.

Llame a Los Abogados de Firma Dominguez Inmediatamente

Este es uno de los pasos más importantes que debe hacer. No trate de solucionar su caso de accidente de auto por su propia cuenta. Si no puede llamarnos, haga que otro lo haga por usted. Tenemos nuestros propios investigadores que pueden llegar a la escena del accidente en todo momento. Déjenos encargarnos de su caso mientras usted se concentra en su recuperación.

El Proceso para una Demanda Civil

En términos generales, en California, los casos de lesiones por accidentes de auto son litigados y decididos por el sistema judicial civil. La corte civil es muy diferente de la corte criminal, pero a menudo las personas que no conocen como funcionan los confunden. Las cortes criminales están destinados a tratar y castigar a las personas que rompen la ley. Los castigos incluyen multas sancionadas por el estado, tiempo en prisión y servicio comunitario.

El sistema de corte civil, por otro lado, imparte justicia asegurándose de que los responsables paguen los daños en forma de compensación financiera a las víctimas. A diferencia de las cortes criminales, donde hay un fiscal estatal, los abogados privados demandan al responsable en los casos civiles.

Acciones como atropello y fuga, DUI (conducir ebrio o drogado) y homicidio vehicular son delitos criminales. Sin embargo, las demandas por accidentes de auto son un caso separado. Las demandas por accidentes de auto son parte de la ley civil, a menudo denominada ley de lesiones personales.

En un caso de lesiones personales, la víctima demanda a la persona o personas que causaron sus lesiones o la muerte de un ser querido. Al presentar un caso civil contra otro conductor, es el trabajo de su abogado probar la culpabilidad a través de pruebas. Sin embargo, a diferencia de las cortes criminales, donde la carga de la prueba significa que el acusado debe ser culpable más allá de toda duda razonable, en las cortes civiles, el abogado de la persona que presenta la demanda solo tiene que demostrar que es más probable que las pruebas sean verdaderas para prevalecer.

Presentar un Reclamo de Seguro

Inmediatamente después del accidente, debe notificar a su compañía de seguros. La compañía de seguros ayudará a reparar su vehículo o pagará si hay una pérdida total según su póliza. Si bien es posible que el accidente no sea su culpa, su compañía de seguros lo ayudará a volver a tener un vehículo y, con suerte, volver a su rutina diaria. Sin embargo, necesitará una buena cobertura de colisión. Más tarde, su compañía de seguros buscará el reembolso de la compañía de seguros del conductor responsable.

Muchas veces, después de un accidente, la compañía de seguros del conductor que tuvo la culpa se comunicará con usted. Puede que le pidan una declaración por escrito. No lo haga. Usted no tiene ninguna obligación legal de hacerlo. El ajustador de seguros puede ofrecerle algo así como unos pocos cientos de dólares para firmar un descargo. Nuevamente, no acepte esta oferta y no firme ningún documento antes de llamarnos primero. Podría costarle miles de dólares o más si lo hace.

Se espera que sus lesiones duren mucho más de lo que piensa, y una vez que se firma el descargo, se vuelve casi imposible reabrir el reclamo. Entonces, antes de hacer nada, hable con un abogado profesional con experiencia en casos de accidentes de auto.

Consulte Con un Abogado de Accidentes de Auto

La consulta inicial con nuestros abogados de accidentes de auto es gratis. Nuestros abogados no solo lo asesorarán sobre el mejor curso de acción, sino que, una vez contratados, lo ayudarán a atender todas las llamadas de los ajustadores de seguros e investigadores que puedan surgir en su camino. También podremos hacer retroceder en su nombre las ofertas bajas. Solo se nos paga una vez que ayudamos a un cliente a resolver su caso o ganar un juicio. Por lo tanto, inicialmente no cuesta nada asegurarse de obtener la mejor representación y compensación más alta.

Investigación Médica y Determinación de Quién Fue Responsable por el Accidente

Una vez que un de nuestros abogados esté a bordo, llevaremos a cabo una investigación propia sobre el accidente. La investigación también incluirá estar siempre en contacto con usted sobre su tratamiento médico y otros asuntos.

A medida que avanza el tratamiento, el abogado ordenará sus cuentas y registros médicos. Después de que las lesiones mejoren, la información completa de su tratamiento se enviará a la compañía de seguros. Aunque si todavía sufre de dolor y el médico piensa que el dolor es permanente, el abogado se pondrá en contacto con el médico para obtener un informe detallado.

Si bien este puede ser un paso bastante largo, muchas veces es el más importante. Esperar el pronóstico significa que podría recibir una mayor compensación si hay problemas de salud duraderos.

Determinación de un Acuerdo

Nuestros abogados experimentados no aceptarán un acuerdo con la compañía de seguros hasta que su condición médica se estabilice. Eso llevará a la compañía de seguros a hacer una oferta inicial, después de lo cual habrá una negociación con el ajustador de seguros. El objetivo de cualquier abogado es obtener el máximo acuerdo posible de la aseguradora.

Acuerdo o Ir a la Corte

Después de recibir la oferta final de la compañía de seguros, es decisión de la víctima aceptarla o no o continuar con la presentación de una demanda. Muchas personas no quieren presentar una demanda y simplemente conformarse con lo que se ofrece. Sin embargo, dado que las compañías de seguros saben que la mayoría de las personas no quieren una demanda, es posible que hagan una oferta muy baja a propósito.

Un abogado con experiencia puede opinar sobre si el acuerdo vale la pena o no. Si no es así, entonces el abogado le aconsejará que siga adelante con una demanda.

Relacionado: Cuándo llegar a un acuerdo o ir a juicio en su caso de accidente de auto.

Descubrimiento

Después de presentar una demanda, el caso entra en lo que se llama un período de «descubrimiento». Esto significa que sus abogados comenzarán a buscar más información sobre el demandado. Sin embargo, la otra parte también puede averiguar más sobre usted.

El proceso incluye la solicitud de documentos, interrogatorios y declaraciones. Los interrogatorios son preguntas escritas que se envían al abogado del demandado. Otros requisitos pueden incluir fotografías del accidente y registros médicos.

Una deposición permite a los abogados hacer preguntas a ambas partes involucradas en el accidente de auto. Pueden incluir testigos, médicos, policías y cualquier otra persona que pueda tener pruebas relacionadas con el caso. Una vez que se presenta una demanda, los abogados contrarios tiene la oportunidad de hacerle preguntas sobre el accidente e incluso sobre sus lesiones. Una vez que se intercambie toda la información requerida, la corte entregará todo a la mediación antes de comenzar el juicio.

El Paso Importante de la Mediación

La mediación es un proceso de resolución de una disputa con un tercero neutral, es decir, el mediador que facilita a ambas partes. El objetivo es promover un acuerdo voluntario entre ambas partes previo al juicio. La mayoría de estas mediaciones se llevan a cabo en dos salas: una con su abogado y usted, la otra con la parte contraria, junto con el mediador.

El mediador se moverá entre ambas salas para conseguir que las partes se pongan de acuerdo y lleguen a un acuerdo. Sin embargo, el mediador no puede ordenar un arreglo.

El Juicio

Ahora, si la mediación no tiene éxito, el siguiente paso es el juicio. En los condados más poblados de California, el juicio puede demorar hasta un año antes de que comience. Durante el juicio, la persona lesionada debe demostrar que la otra parte fue responsable del accidente, es decir, fue negligente. Los abogados deben demostrar que el demandado no se preocupó ni condujo correctamente, lo que provocó un accidente. El demandante también debe mostrar exactamente cuánto dinero quiere que se le otorgue por los daños.

Una vez que el demandante ha testificado, las otras partes, es decir, médicos, funcionarios, conductores y testigos, también hacen sus declaraciones. Luego se requiere que el jurado responda lo que se llama un veredicto especial. Las preguntas en este veredicto especial se referirán a la negligencia del conductor y si esa negligencia provocó lesiones. Luego se le pregunta al demandante si fue negligente y si las lesiones fueron causadas por su propia negligencia. Si el jurado puede responder «sí» a ambas preguntas, entonces se les pide que repartan la culpa entre ambas partes. La persona que se determina que tiene la mayor culpa es declarada responsable y se le ordena pagar daños y perjuicios.

El jurado debe responder exactamente qué cantidad debe otorgarse al demandante por su experiencia difícil. Una vez que el jurado llega a un veredicto, se anuncian los resultados.

Juicio vs. Acuerdo

Una vez que se haya presentado un reclamo por lesiones personales y comiencen las negociaciones, probablemente esté buscando un final rápido para el proceso. Ahora es importante comprender que hay dos formas en las que se le compensará, la primera es a través de un acuerdo por lesiones, o puede ser a través de un juicio por lesiones. Cada uno de los cuales es muy diferente del otro.

Un Acuerdo por Lesiones

Por lo general, un acuerdo por lesiones es el más común, como hemos mencionado. Se llega a un arreglo cuando ambas partes llegan a una decisión o acuerdo sobre compensación sin ir a juicio. Es una opción atractiva ya que los gastos de ir a juicio son muy altos y consumen mucho tiempo y recursos.

Hay un par de formas en las que se puede llegar a un acuerdo extrajudicial:

A través de negociaciones – Como hemos descrito, esto es cuando ambas partes negocian y llegan a un acuerdo extrajudicial.

Mediación – Si cree que el proveedor de seguros no está ofreciendo un trato justo y hay un problema para llegar a algún tipo de acuerdo, un mediador puede ayudar. Un mediador es un intermediario neutral que ayuda a ambas partes a llegar a un acuerdo.

Arbitraje – Muy similar a la mediación, aunque el arbitraje tiene un árbitro que decidirá lo que se debe hacer. La decisión del árbitro en algunos casos es obligatoria. Mientras que un árbitro es similar a un mediador, en el sentido de que se sientan con ambas partes, pero a diferencia de un mediador, tomarán una decisión. Si la decisión es obligatoria, ambas partes deben aceptarla y obedecerla.

Un Juicio por Lesiones

A diferencia de un acuerdo por lesiones que ocurre fuera de la corte, un juicio ocurre en la corte y por un juez y un jurado que deliberarán y llegarán a un acuerdo. Si bien los árbitros, los mediadores e incluso las negociaciones pueden fallar, donde la decisión final parece imposible, la decisión de una corte es la última palabra.

Un demandante que decide ir a la corte presentará su caso en una corte civil. En la corte, un juez dicta un veredicto, o un jurado lo hace después de escuchar a ambas partes. Lo que sea que se decida, ambas partes deben cumplirlo.

La Compensación por Accidentes de Auto es un Asunto Civil

Los accidentes de auto son un asunto civil y se definen como litigios entre partes que buscan una compensación monetaria por un accidente. Sin embargo, es importante mencionar que no se puede buscar una sanción penal en una corte civil. Por otro lado, tampoco puede buscar una compensación por el dolor causado en un caso criminal. En los casos civiles, corresponde al demandante probar que los demandados tienen la culpa o su negligencia causó el accidente.

Probar Quién Tuvo la Culpa

Cualquiera que haya tenido un accidente de auto sabe que es aterrador y muy estresante, especialmente si sufrió lesiones graves. Afortunadamente, en California, como en la mayoría de los otros estados, tiene derecho a recibir compensación por sus lesiones de la persona culpable. Dicho esto, la compañía de seguros (su proveedor de seguros) podría tratar de culparlo por el accidente para evitar tener que indemnizarlo.

En cualquier caso, es su trabajo probar que no fue negligente. Dependerá de usted y su abogado presentar pruebas que demuestren que fue el otro conductor el que fue negligente. Pero primero, debe demostrar que no fue negligente.

¿Qué Necesita Para Probar y Recibir una Compensación?

Cuando presenta un reclamo ante el seguro del conductor negligente, debe demostrar su derecho a una compensación por las lesiones causadas. También debe probar que el demandado causó el choque y daño a su auto. Entonces, debe probar:

  • El otro conductor no tuvo la debida precaución al circular por la vía.
  • El otro conductor no pudo o no cumplió voluntariamente con su deber al ejercer una precaución razonable en la carretera.
  • Fue la negligencia del otro conductor lo que provocó el accidente y sus lesiones.
  • La negligencia del otro conductor le ha causado una grave angustia física.

Demostrar Que el Accidente de Auto No Fue Su Culpa

Incluso si el otro conductor causó el accidente y el caso está claro, es posible que intenten culparlo parcialmente por el accidente. El objetivo, como mencionamos anteriormente, es reducir su compensación. Para contrarrestar esta táctica, querrá seguir los siguientes pasos en la escena del accidente:

  • Tome fotografías en la escena. Todas estas fotos e incluso videos ayudarán a probar que usted era inocente y que el otro conductor tuvo la culpa. También mostrará claramente otras variables como las condiciones climáticas y de la carretera. Si resultó lesionado, debería haber fotos de esas lesiones.
  • No se disculpe con los otros conductores. Una disculpa puede ser vista como una admisión de culpa.
  • Intercambiar información con el otro conductor. Ciertamente, no discute con ellos, pero tampoco tenga una conversación larga con ellos. Solo pida la información de licencia, registración y seguro. Esto lo ayudará a presentar un reclamo.
  • Llame a la policía a la escena del accidente y luego obtenga una copia del informe del accidente.
  • Hable con los testigos. Asegúrese de obtener la información de contacto y las declaraciones requeridas de todas las demás personas involucradas antes de dejar la escena.
  • Contrate a un abogado de inmediato. Querrá asegurarse de contratar a un abogado que tenga una experiencia considerable en la búsqueda de compensación para las víctimas de accidentes de auto.

Tipos de Compensación por Daños

La mayoría de los daños por lesiones personales se clasifican como «compensatorios». Eso significa que las víctimas, también conocidas como demandantes, serán compensadas por lo que perdieron a causa del accidente. El objetivo de los daños compensatorios es asegurarse de que el demandante se recupere economicamente. El objetivo es poner un valor en dólares a las lesiones y la angustia emocional causadas por el accidente.

Los daños económicos son fáciles de calcular. Es tan simple como sumar sus cuentas médicas, la pérdida de ingresos y cualquier daño a su vehículo debido a su accidente de auto. Los daños no-económicos como el dolor y el sufrimiento son más difíciles de calcular. Sin embargo, tienden a constituir la mayor parte del veredicto o acuerdo final de la víctima de un accidente de carro.

A continuación, analizamos brevemente los diversos y más comunes tipos de daños compensatorios disponibles en casos de lesiones personales:

Pérdida o Angustia Emocional: Generalmente, esto está relacionado con accidentes más graves. Los daños concedidos a las personas que sufren angustia emocional causada por un accidente se conocen como daños por angustia. Por lo general, estos problemas incluyen insomnio, miedo y ansiedad. El dolor y el sufrimiento son parte de la definición de angustia emocional en California y entran en consideración cuando se determina la compensación final de la víctima.

Pérdida de Ingresos: Si el accidente afectó sus ingresos, por ejemplo, su salario diario, o su capacidad para trabajar durante un período de tiempo que significó que no podía ganarse la vida, entonces se le otorgará una compensación por ingresos. Generalmente, los daños se otorgarán en forma de pérdida de ingresos futuros porque hay una pérdida de la capacidad de ganar. Entonces, si no puede trabajar durante 3 años debido al accidente, hay un valor en dólares sobre cuánto valdría eso.

Pérdida de Propiedad: Si su auto, computadora portátil o cualquier otra propiedad personal resultó dañada en el accidente, entonces podría recibir un reembolso por cualquier reparación o reemplazo.

Atención y Tratamiento Médico: En muchos casos, la compensación puede incluir el costo total de la atención médica por lesiones que son el resultado de un accidente. El reembolso será principalmente por la atención médica que ha recibido hasta ahora y el costo estimado de lo que necesitará en el futuro por sus lesiones debido a su accidente.

Daños por pérdida de consorcio: Estos daños generalmente se relacionan con la relación del demandante con su cónyuge. Un ejemplo seria si el accidente causó daños en la relación entre ustedes. Un impacto similar podría compensarse si un padre no puede orientar o ayudar a su hijo como antes debido a sus lesiones.

Dolor y Sufrimiento Físico y Mental: También tendrá derecho a buscar y tal vez obtener una compensación por cualquier molestia física o emocional grave causada por el accidente. Si tiene dolor continuo por el accidente, se podría presentar un caso de dolor y sufrimiento para obtener una compensación significativa.

Pérdida de Placer: Si las lesiones del accidente le impiden disfrutar de hacer ejercicio o jugar con sus hijos, entonces podría tener derecho a una compensación por «pérdida de placer».

¿Qué Son Daños Punitivos?

En los casos en que se determine que la conducta del demandado fue escandalosamente negligente o imprudente, el demandante puede recibir daños punitivos. Los daños punitivos a menudo se suman a los daños compensatorios que se otorgan por algo como la pérdida de ingresos. Los daños punitivos se derivan del fundamento jurídico que el demandado debe pagar por ser negligente o negligente.

Los daños punitivos golpean a los acusados ​​en sus bolsillos, por lo que es un impedimento para que otros no actúen así a propósito. En promedio, los daños punitivos pueden oscilar entre un millón de dólares y decenas de millones.

¿Cómo Afectan Sus Daños Sus Acciones Como Demandante?

Su papel en la causa del accidente o su inacción a pesar de estar lesionado puede dañar su caso. A continuación se presentan un par de situaciones en las que es posible que no se le otorgue tanto como debería:

  • Negligencia Comparativa – Esto significa que usted es parcialmente culpable del accidente que provocó sus lesiones. Entonces, los daños concedidos lo reflejarán. La mayoría de los estados, incluido California, utilizan esta definición de «negligencia comparativa» para fijar el grado de culpa al decidir la compensación.
  • Falta de Reducción de Daños Después de un Accidente – En estados como California, los demandantes deben asumir la responsabilidad de rebajar cualquier daño adicional después del accidente. Si el demandante no hace nada y se queda sentado, es decir, no recibe el tratamiento médico requerido, lo que empeora su salud, los daños podrían ser mucho más bajos.

Conclusión

Una de las primeras cosas que debe hacer inmediatamente después de un accidente es comunicarse con un abogado de accidentes de auto para analizar sus opciones. Firma Dominguez no cobra por la consulta inicial ni durante el transcurso del caso. En su lugar, nos paga de un porcentaje de su acuerdo o veredicto final. Es por eso que consultar a un abogado que tenga una vasta experiencia en el manejo de accidentes de auto debe ser su principal prioridad lo antes posible.

Si resultó lesionado en un accidente de auto, nuestro poderoso equipo de abogados luchará por obtenerle la máxima compensación por sus lesiones. Llámenos hoy para su consulta gratis al 800-818-1818. Y como siempre, si no ganamos, ¡no cobramos! No tiene nada que perder y mucho para ganar al llamarnos.