Seguridad de los juguetes

La mayoría de los estadounidenses están aliviados al haber sobrevivido a otro estresante Día de Acción de Gracias lleno de comida y familiares.  Pero la incesante temporada feriada continúa a ritmo acelerado y en cuanto se quita la decoración marrón y naranja del Día de Acción de Gracias, ¡se coloca la decoración roja y verde de Navidad!  Quienes tenemos hijos, sin duda sufriremos el acoso y las súplicas para comprarles el juguete más popular del mercado en ese momento. Sin embargo, antes de ponernos el gorro de Papá Noel y visitar su taller en el Polo Norte, es importante investigar y asegurarse de que los juguetes que compre para sus hijos sean seguros.  Cada año, miles de juguetes se retiran del mercado debido a demandas por los riesgos que presentan a la seguridad– en general después de que niños salen heridos o fallecen.  Esto es lo que necesita saber sobre la seguridad de los juguetes antes de la temporada de vacaciones.

Riesgos de Seguridad Comunes

Aparentemente, hay una variedad infinita de juguetes en el mercado y la misma variedad de riesgos de seguridad.  Algunos de los riesgos de seguridad de juguetes más comunes incluyen:

  • Cordones y cuerdas, que representan un peligro de estrangulamiento para bebés y niños pequeños, los cuales pueden atarse estos artículos alrededor del cuello de manera accidental.
  • Los bordes afilados, en especial de metal o vidrio, pueden provocar pinchazos, cortes, abrasiones o lesiones graves en los ojos.
  • Las piezas pequeñas presentan un riesgo significativo de asfixia, y no se deben dar juguetes con piezas pequeñas a niños menores de 3 años (también se debe supervisar a los niños mayores mientras juegan con juguetes con piezas pequeñas).

Juguetes Adecuados para la Edad

Es de extrema importancia asegurarse de que los juguetes que les compre a sus hijos sean adecuados para su edad.  La ley federal exige que muchos fabricantes de juguetes coloquen restricciones de edad en sus embalajes. Sin embargo, esta norma no siempre se cumple.  El Centro Médico de la Universidad de Rochester brinda las siguientes recomendaciones:

Juguetes inadecuados para bebés:

  • Juguetes que cuelgan de cunas y corralitos con cuerdas de más de 7 pulgadas (18 cm).
  • Juguetes que son lo suficientemente pequeños como para alojarse en la garganta de un bebé.
  • La envoltura plástica de los juguetes representa un peligro de asfixia.

Juguetes inadecuados para niños menores de 3 años:

  • Juguetes pequeños o juguetes con piezas extraíbles que pueden quedar atrapadas en la garganta del niño. (Por ejemplo, un animal de peluche con ojos sueltos, piezas de juego, baterías o canicas).
  • Juguetes con piezas frágiles o sueltas. (Por ejemplo, juguetes con ruedas pequeñas o figuras de acción con piezas extraíbles).
  • Globos de látex.
  • La envoltura plástica de los juguetes representa un peligro de asfixia.

Juguetes inadecuados para niños menores de 8 años:

  • Juguetes con puntas o bordes afilados.
  • Juguetes eléctricos con elementos calefactores. (Por ejemplo, una cocina o un horno de juguete).
  • Juguetes que contienen sustancias tóxicas. (Por ejemplo, ciertos juegos de arte).
  • Juguetes que pueden atrapar dedos.
  • Juguetes para efectuar disparos o que son ruidosos (como pistolas de balines, de casquillo o de aire).
  • Juguetes que pueden contener pintura con plomo (en general, juguetes viejos comprados en ventas de garaje o en mercados de pulgas).
  • Juguetes que no respetan las normas de seguridad de los EE. UU.

Cómo Mantener Seguros a Sus Hijos

El grupo comercial The Toy Association (La Asociación de Juguetes) ofrece una lista actualizada de productos retirados. Además, el grupo en defensa del consumidor, US PIRG, publica un informe anual de los resultados de las pruebas de seguridad que la organización realiza a juguetes del mercado.  En 2018, el informe destacó los siguientes juguetes como particularmente riesgosos:

  • Juguetes con sonido que pueden dañar la audición de los niños.
  • Limo (o «slime«) que puede contener altos niveles de boro tóxico.
  • «Fidget spinners«, que no están clasificados como juguetes y, por lo tanto, no se rigen por las normas de seguridad vigentes.
  • Juguetes con piezas pequeñas que presentan peligro de asfixia.
  • Juguetes «que eclosionen» y puedan presentar riesgo de asfixia.
  • Globos, que presentan peligro de asfixia.
  • Juguetes inteligentes, que pueden exponer información privada de su hijo a piratas informáticos.
  • Maquillaje, que puede contener químicos tóxicos como el amianto.
  • Juguetes con imanes pequeños, que presentan riesgo de asfixia.

Qué Hacer Si Su Hijo Se Lastima a Raíz de Un Juguete o Producto Inseguro

Debido a que los niños son nuestros ciudadanos más vulnerables, la ley establece normativas adicionales y una mayor responsabilidad del producto para los fabricantes y distribuidores de juguetes y productos comercializados para niños en virtud de la Ley de Protección y Seguridad Infantil de 1969.  Si su hijo se ha lesionado debido a un juguete o producto inseguro o defectuoso, es posible que tenga derecho a una indemnización en virtud de esta u otras leyes sobre lesiones personales.  Se recomienda que consulte a un abogado con experiencia en productos defectuosos para niños.  En Dominguez Firm, nuestro equipo de abogados especializados en accidentes por juguetes con riesgo de asfixia puede ayudarle a velar por los derechos de su hijo y a obtener la indemnización legal que le corresponde.  Llame al 800-818-1818 hoy mismo y descubra cómo podemos ayudarle.