Agresión sexual en Uber y Lyft

Hace poco, el gigante de los viajes compartidos Uber publicó su primer informe de seguridad para los años 2017 y 2018. Una estadística inquietante notó que hubo 3,045 agresiones sexuales durante los viajes de Uber en los Estados Unidos en 2018.

Uber afirma que estos incidentes, si bien es evidente que son angustiantes, son extremadamente excepcionales. La compañía afirma que la gran mayoría de los 1,300 millones de viajes que ofrece por año en los Estados Unidos se realizan sin ningún problema. Según Uber, los incidentes graves, incluidos asesinatos (9) y muertes en accidentes de viajes en Uber (58) representaron el 0.0002% de todos los viajes en 2018.

Si bien este informe de seguridad muestra un nivel sin precedentes de transparencia de Uber, el hecho es que más de tres mil personas fueron agredidas sexualmente en un automóvil de Uber. Y solo podemos adivinar la cantidad de viajes compartidos en los que las agresiones sexuales no se denuncian. Como punto de referencia, el Departamento de Policía de Nueva York informó 533 violaciones y delitos sexuales en los sistemas de tránsito de la ciudad de Nueva York en 2018.

Un aluvión de constantes noticias negativas solo aquí en California, destacan algunas de estas agresiones sexuales y sus secuelas. El historial de Uber y Lyft de ser lento en responder/responder mal se suma a las preocupaciones sobre la seguridad de los pasajeros de viajes compartidos.

Lyft, que promete publicar un informe de seguridad en el futuro, ha recibido sus propias críticas por no ser proactivo con respecto a la agresión sexual. Se ha quedado atrás de Uber en la implementación de características de seguridad más fuertes. A modo de ejemplo, Lyft agregó mejores pruebas de verificación de identidad dos años después de que lo hizo Uber. También demoraron en agregar un botón de emergencia a su aplicación, algo que Uber hizo un año antes que ellos.

Una de las críticas más fuertes de Lyft y Uber ha sido su tratamiento insensible a las víctimas de agresión sexual. Las mujeres recibieron respuestas automatizadas cuando intentaron denunciar la agresión y en algunos casos hasta le cobraron el viaje.

Tanto Uber como Lyft han prometido hacer todo lo posible para combatir la agresión sexual. Uber ha aumentado su equipo de seguridad a 300 agentes y más. Estos agentes capacitados están disponibles las 24 horas para ayudar a los pasajeros que puedan estar en peligro. Lyft se asoció con RAINN (Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto) para crear un programa de Educación de Seguridad Comunitaria que ahora es obligatoria para todos los conductores.

En otra medida para aumentar la seguridad de los pasajeros, Lyft y Uber han anunciado que planean compartir voluntariamente la información de los conductores entre ellos y con compañías de viajes compartidos más pequeñas en un esfuerzo por erradicar a los conductores peligrosos.

Como pasajero de viaje compartido, todos esperamos llegar a nuestro destino sanos y salvos. Aunque los estándares de seguridad mejorados de Lyft y Uber son ciertamente bienvenidos, incluso así una agresión sexual es demasiado. Al hacer que las empresas de viajes compartidos sean responsables a través de juicios penales y civiles, las víctimas pueden obtener justicia mientras efectúan un cambio positivo.

Dominguez Firm es una firma de abogados reconocida a nivel nacional especializada en lesiones que ha estado respondiendo a las necesidades de las víctimas de abuso sexual con éxito desde hace más de 30 años. Para realizar una consulta gratuita y confidencial del caso, llámenos al 800-818-1818.