Para la mayoría de nosotros, la vista es un sentido esencial. Lo usamos para el equilibrio, la percepción de profundidad, para conectarnos con otros y para la seguridad. Cuando su visión resulta deteriorada, o peor aún, destruida como a causa de la negligencia o los actos ilícitos de alguien, es una grave injusticia.

Las lesiones oculares pueden ocurrir de varias maneras, como:

  • Accidentes traumáticos
  • Ataques violentos
  • Quemaduras
  • Productos químicos
  • Lesiones en la cabeza y el cerebro
  • Electrocuciones
  • Reacción a medicamentos o toxinas;
  • Cambios repentinos en la presión del aire
  • Y otros

Los síntomas de lesiones oculares pueden incluir: ceguera parcial o total; visión borrosa; visión doble; mareo; vértigo; pérdida del equilibrio; puntos ciegos; dolor de ojo; picazón en los ojos; aspereza en los ojos; y otros. Estos no deben ignorarse y si experimenta alguno de estos síntomas, busque tratamiento médico de inmediato.

Si usted o un ser querido ha sufrido una lesión ocular y sospecha que fue causada por otra persona, Dominguez Firm cuenta con abogados expertos y especialistas en lesiones oculares que no solo defenderán su lucha legal, sino que también se asegurarán de que reciba el mejor tratamiento para ayudarlo en su recuperación y rehabilitación. Los ojos son muy complejos y pueden requerir cirugías y largos períodos de terapia para rehabilitarlos después de una lesión. Además, en casos severos, ciertos tipos de terapia pueden volver a entrenar sus ojos y cerebro para maximizar su vista después de un accidente.

Los ojos son partes invaluables de su cuerpo y su vida. Si su ojo o vista se ha deteriorado o destruido, no puede confiar en que cualquier abogado de accidentes oculares se haga cargo de su caso. Somos compasivos, minuciosos y tenemos abogados litigantes experimentados que lucharán por la justicia y la compensación que usted merece en cada paso del camino.

No dude en llamarnos al 800-818-1818 para solicitar una consulta gratis con un abogado especialista en lesiones oculares para analizar su accidente y sus lesiones. Si no ganamos, ¡no cobramos honorarios!